Artículo Del Ministro De Asuntos Exteriores Mevlüt Çavuşoğlu Titulado “europa Debería Finalmente Despertarse De Su Largo Sueño” Publicado En El Periódico “bild”, 5 De Marzo De 2020

República De Turquía Ministerio De Asuntos Exteriores 09.03.2020

[Traducción informal al español del texto original en alemán]

Como Turquía, estamos llevando a cabo una gran lucha a las puertas de Europa. La crisis siria, que ya continua desde hace nueve años y ha traído constantemente nuevos desastres para la humanidad, nos amenaza a todos una vez más. Pero esta vez, hay algo diferente. Ya no podemos defender a Europa, a pesar de Europa sí misma, y estando solos. Millones de personas han sido desplazadas en Siria y se dirigen a nuestras fronteras. El Medio Oriente se encuentra alrededor de Ustedes también - no está tan lejos como lo podrían pensar. Lo que sucede allí inevitablemente también les afecta a Ustedes. Hay quienes piensan que tienen el derecho a criticar constantemente a Turquía, aunque es un actor que está llevando la carga solo. Ahora es el momento de que entiendan que deben esforzarse por encontrar una solución. Porque Siria constituye una prueba para toda la humanidad, y para Europa también.

Al leer estas líneas, un país de la UE, Grecia, está suspendiendo sus obligaciones en virtud del derecho internacional y la legislación de la UE y está llevando a cabo actos inhumanos contra los solicitantes de asilo, disparando a los que buscan refugio en su frontera en tierra y en el mar. Hunde sus embarcaciones, los ataca con bombas de gas lacrimógeno y ya ha matado a tres personas y herido a muchas más. Ha vetado una declaración diplomática que se refiere al derecho internacional. Mientras los valores comunes de la UE son pisoteados, las instituciones de la UE están apoyando a Grecia, aunque deberían mantener estos valores. Las Naciones Unidas, sin embargo, dices que estos actos son ilegales.

Grecia está tratando de cerrar el Egeo y el Mediterráneo, para cortar el acceso de Turquía a esos mares. Por otro lado, el mecanismo llamado la Unión Europea, en su lógica estrecha de miras, está generando declaraciones de apoyo a estas políticas.

El problema no es sólo uno de nuestros vecinos, que de la noche a la mañana cambió su tesis desde la cuna de la democracia en un generador de imágenes horribles.

El problema es de índole más general. Decir que ningún solicitante de asilo debe venir a su país y que Turquía debe ocuparse de ellos es irresponsable, y no lo aceptaremos más. Sin embargo, en cualquier caso, Turquía es una vez más la fuerza motriz de todos los esfuerzos para encontrar soluciones sobre el terreno y en la mesa de negociaciones. Criticar, en lugar de cooperar y mostrar solidaridad, no resolverá el problema. Por el contrario, hace más difícil los esfuerzos en este sentido. Recordemos cómo hemos llegado a este punto, lo que hemos vivido en los últimos meses y lo que seguimos viviendo hoy en día.

Cuando comenzaron las manifestaciones como resultado de las demandas legítimas del pueblo sirio, el régimen de Assad lanzó sus tanques contra su pueblo, en lugar de permanecer a su lado. Hasta la fecha, al menos medio millón de personas han perdido la vida y casi diez millones han sido desplazadas. Las ciudades han sido destruidas; la gente está agotada. 3.6 millones de los solicitantes de asilo, es decir, dos tercios de todos los solicitantes de asilo sirios en el mundo, han llegado a Turquía.

Entre muchas organizaciones terroristas, incluido el PKK/YPG, que se han establecido en Siria, la única contra la que la comunidad internacional ha luchado conjuntamente ha sido el DAESH. Aun así, el verdadero punto de inflexión en la lucha contra DAESH fue la operación militar "Escudo del Éufrates", lanzada por Turquía en 2016. DAESH fue eliminado de una gran área. Y después de eso, no pudo recuperarse más. Desde 2014, el régimen de Assad, con el apoyo de Rusia e Irán, inició una total y destructiva ofensiva contra la oposición, ignorando a los civiles. Incluso si teníamos diferencias de opinión con ellos, Turquía trató de contribuir a la búsqueda de una solución con Rusia e Irán, en lugar de buscar una solución con actores que no tenían ningún efecto en el campo o en la mesa de negociaciones. También era necesario revitalizar y salvar el proceso de las Naciones Unidas, proteger las vidas de miles de personas y evitar que se convirtieran en refugiados. Con la fórmula del "Mecanismo de Astana" se desarrollaron formas de proteger a las personas contra la estrategia de destrucción masiva del régimen de Assad. Y finalmente, tal mecanismo fue establecido en Idlib. También hay elementos radicales allí, y Turquía ha tomado la iniciativa de separar a los moderados de los radicales. Durante ese período, con el pretexto de luchar contra el terrorismo, el régimen de Assad atacó, sin hacer ninguna distinción, a la población civil y, más recientemente, a los soldados turcos desplegados como observadores de la cesación del fuego. Ahora, el régimen ha visto lo que significa atacar a los soldados turcos y seguirá haciéndolo.

Cuando todo esto ocurría y especialmente en la fase posterior a 2014 - durante la cual el régimen de Assad se centró en la estrategia de destrucción de sus propias ciudades y de sus ciudadanos con apoyo exterior - se aceleró la afluencia de personas que escapaban desde Siria a otros países. Todos los países vecinos se vieron superpoblados con ellos. Turquía se ha convertido en el país con más solicitantes de asilo en el mundo. En 2015, el caos se desató en Europa cuando los solicitantes de asilo se volvieron hacia Europa, abandonando Turquía. El 18 de marzo de 2016, llegamos a un acuerdo con la UE. Este acuerdo dejó la carga de los solicitantes de asilo principalmente a Turquía una vez más. Sin embargo, acogimos con satisfacción el hecho de que la UE estaba dispuesta, aunque sólo parcialmente, a compartir la carga. Se contrajeron compromisos mutuos y en los últimos cuatro años Turquía ha cumplido todas sus obligaciones en virtud del Acuerdo del 18 de marzo. Por otra parte, la UE todavía no ha cumplido su promesa en los siguientes capítulos:

- Se debía hacer una contribución de seis mil millones de euros, sin embargo, sólo se ha desembolsado la mitad. Además, esa contribución no nos llegó a nosotros ni a los solicitantes de asilo directamente, sino que se transmitió a varios organismos de ayuda humanitaria. Esa cantidad ni siquiera vale la pena mencionarla, teniendo en cuenta que gastamos por lo menos cuarenta mil millones de dólares estadounidenses de nuestros propios recursos a ese respecto; sin embargo, ni siquiera esa cantidad de seis mil millones de euros se ha entregado.

- No se ha puesto en marcha un Plan de Admisión Humanitaria Voluntaria.

- No se nos apoyó en la aplicación de nuestra propuesta para el establecimiento de una zona segura en Siria.

Además, tampoco se han cumplido sus compromisos relativos a la mejora de la Unión Aduanera, la liberalización de los visados, la revitalización de las negociaciones de adhesión, la celebración de cumbres entre Turquía y la UE y la cooperación en la lucha contra el terrorismo.

Hemos dicho que "debe mantenerse el orden en Idlib, para que la población de cuatro millones de personas pueda ser protegida contra un régimen criminal y se pueda evitar el estallido de un flujo de solicitantes de asilo". Lamentablemente, las voces que nos apoyaban eran, una vez más, muy débiles. Como resultado, Idlib volvió a dejar su huella en la historia de la humanidad con sangre, convirtiéndose en una tragedia en 2020. La zona fue arrasada por los aviones de los partidarios del régimen. Sólo desde diciembre de 2019, casi dos mil civiles han perdido la vida y al menos un millón y medio - 80% de ellos siendo mujeres y niños - se han desplazado hacia la frontera turca. No podemos seguir soportando esta carga solos. No hay que olvidar que sólo para los próximos seis meses se necesitan casi cuatrocientos millones de dólares para apoyar a los desplazados de Idlib.

Los ataques del tiránico régimen de Assad no se han limitado a su propio pueblo. Recientemente, un ataque aéreo del régimen de Assad a nuestros soldados, que protegían la zona de desescalada, treinta y seis soldados turcos fueron martirizados.

Quiero subrayar esto una vez más: nuestro país no puede seguir soportando esta pesada carga que ha asumido solo. Es indecente considerar esta declaración como una amenaza, un chantaje o una maniobra política. Seguimos proporcionando la protección y el apoyo necesarios a unos cuatro millones de personas en nuestro país. Nos adherimos al principio de no devolución. No hay ningún cambio en nuestra política de refugiados. Por otro lado, no tenemos la obligación de detener a los solicitantes de asilo que desean ir a países seguros. No detendremos a los solicitantes de asilo que prefieran dejar nuestro país e ir a países seguros por su propia voluntad. En realidad, tampoco tenemos el derecho a hacerlo. Sin embargo, según el derecho internacional y la ley de la UE, los países a los que van a ir deben aceptarlos. Así como nosotros lo hemos hecho.

Sin embargo, todavía quedan millones de personas en Turquía. Para que estas personas desesperadas puedan volver a Siria, Europa debe despertar de su largo sueño. Debemos, en cooperación con las Naciones Unidas, crear las condiciones para su retorno voluntario, regular, seguro y digno. Además, la UE no debería generar irresponsabilidad, sino responsabilidad. También debería cooperar, ante todo, con Turquía.

El principal problema de nuestra época son las personas desplazadas. Lo más sensato es resolver este problema en su origen. En lo que se refiere a Siria, nuestra solución es la siguiente: juntos, debemos evitar la solución militar de Assad y revivir el proceso político. Debemos trabajar juntos para asegurar que los sirios puedan regresar y establecerse en las zonas liberadas de los terroristas por Turquía. Además, sin hacer distinciones entre las organizaciones terroristas, debemos reforzar juntos nuestra lucha contra el terrorismo. También debemos trabajar en pro de un orden en el Oriente Medio, basado en la integridad territorial y las normas universales.

Espero que el pueblo alemán, que ha acogido a muchos más solicitantes de asilo que cualquier otro país europeo, sea consciente de las opciones que se le presentan y no escuche más a quienes quieren fomentar la hostilidad contra Turquía. En este contexto, uno de los líderes de la UE que mejor nos ha entendido ha sido la Cancillera Merkel. Sin embargo, incluso los prometidos veinticinco millones de euros - una cantidad simbólica en ayuda para la construcción de edificios de ladrillo para alojar a los refugiados - no pudieron ser transferidos a nosotros por razones burocráticas. Básicamente, para el vasto y desafiante entorno en el que se encuentra Europa, la mejor estrategia es la cooperación con Turquía y el respeto mutuo. Turquía es miembro de la OTAN y un país candidato a la UE. Los problemas de Europa o sus alrededores no se resolverán en un día. Sin embargo, sin la ayuda de Turquía, no pueden ser resueltos en absoluto. Esto está claro como el cristal y depende de ti entenderlo o no.

--

Este texto no ha sido publicado en su integralidad

Tahsin Timur Söylemez Embajador
lunes - viernes

09:00 - 13:00 / 14:00 - 16:30

Sección Consular 10.00-12:30
01/01/2020 Año Nuevo
03/02/2020 Dia de la Constitucion Mexicana
16/03/2020
09/04/2020 10/04/2020 Semana Santa
01/05/2020 Dia del Trabajo
05/05/2020
16/09/2020 Dia de la Independencia
02/11/2020 Dia de muertos
16/11/2020 Revolucion Mexicana
25/12/2020 Dia de Navidad