Embajada de la República de Turquía en Ciudad De Mexico

Comunicados del Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía

Comunicado De Prensa Sobre Las Declaraciones Pronunciadas Durante La Liturgia En El Vaticano El 12 De Abril 2015 , 12.04.2015

Nº 110, 12 de abril de 2015

Las declaraciones de Papa Francisco y de los representantes de Armenia pronunciados durante la liturgia celebrada en la Basílica de San Pedro en el Vaticano el 12 de abril de 2015 con respecto a los eventos de 1915 contradicen los hechos históricos y jurídicos.

Después de haber subrayado su voluntad de promover el establecimiento de la paz y la amistad entre los diferentes grupos en el mundo desde el día en que fue elegido para la Pontificia, Papa Francisco ha hecho hoy una discriminación entre los sufrimientos, con un punto de vista selectivo ignoró las tragedias que afectó en el pueblo turco y musulmanes que habían perdido sus vidas en la Primera Guerra Mundial destacando los sufrimientos de los cristianos y sobre todo, los armenios.

En esta Santa Misa en que la historia fue instrumentalizada para fines políticos, es inaceptable pasar por alto por completo la crueldad del colonialismo, así mismo los grandes sufrimientos y las páginas oscuras en geografías lejos de Anatolia, sólo refiriéndose a nuestros hermanos cristianos con los que convivíamos en Anatolia durante siglos y que no tienen nada que ver con los eventos de 1915.

El genocidio es un concepto jurídico. Las reclamaciones que no cumplan los requisitos del derecho, incluso si se tratan de explicarse sobre la base de la convicción generalizada, están obligados a permanecer como calumnias. Es cabe destacar que Papa Francisco, en su declaración, se refiere a los trágicos acontecimientos reconocidos como genocidio por los tribunales internacionales competentes que tuvieron lugar en Bosnia y Ruanda como “asesinatos en masa”, mientras que se refiere a los eventos de 1915 como genocidio aunque no hay ninguna sentencia sobre los eventos de 1915. No es posible explicar esta contradicción con los conceptos de justicia y conciencia.

Es lamentable ver que, la declaración formulada por Papa Francisco en la liturgia de hoy nos presenta una gran desviación de las observaciones que ha hecho durante y al regreso de su visita a Turquía del 28 al 30 de noviembre de 2014, en que ha señalado que "ambas partes están en la buena voluntad" y que "terceros deben alentar y orar por la reconciliación de los pueblos".

Sin embargo, teniendo en cuenta los mensajes dados por el Papa durante y después de su visita a Turquía, pensamos que, en la liturgia de hoy, se pudo lograr un consenso para orar por la misericordia para todas esas vidas perdidas durante la Primera Guerra Mundial, sin hacer cualquier discriminación si eran cristianos, musulmanes o judíos.

Considerando sus declaraciones de hoy, entendemos que Papa está bajo la influencia de la narrativa armenia que persiste para derivar la enemistad de la historia en lugar de dejar un legado de amistad y paz para las generaciones futuras, rechazamos este enfoque.

Lo que esperábamos es que especialmente hoy en día cuando nuestro mundo se enfrenta a enfrentamientos, divisiones e intolerancia, un rango divino como la Santa Sede apoyase enfoques conjuntos que garanticen un lenguaje global que rechaza la discriminación étnica y religiosa y la paz, en el lugar de dar crédito a las interpretaciones unilaterales de los acontecimientos históricos y la discriminación religiosa.

El Presidente de la República de Turquía Sr. Recep Tayyip Erdoğan hizo hincapié en que "en el mundo actual, derivando la enemistad de la historia y la creación de nuevos antagonismos son ni aceptable ni útil para la construcción de un futuro común" en su mensaje histórico de fecha 23 de abril de 2014.

Las declaraciones que son controvertidos en todos los aspectos, basados en prejuicios, distorsionan la historia y consideran los sufrimientos en Anatolia bajo las condiciones de la Primera Guerra Mundial, como los sufrimientos de una sola comunidad religiosa, se declaran nulas y sin efecto por la República de Turquía y la nación turca.

Nuestros puntos de vista sobre este asunto se han transmitido hoy al Embajador de la Santa Sede en Ankara que ha sido convocado al Ministerio. Mientras tanto, el Embajador de Turquía ante la Santa Sede, Sr. Mehmet Pacacı ha sido llamado a Turquía para consultas.