Embajada de la República de Turquía en Ciudad De Mexico

Comunicados del Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía

Comunicado De Prensa Sobre La Inscripción De Éfeso Y Fortaleza De Diyarbakır Y Jardines Del Hevsel En La Lista Del Patrimonio Mundial De La Unesco , 05.07.2015

Nº 195, 5 de julio de 2015

Las nominaciones de "Éfeso" y "Fortaleza de Diyarbakır - Jardines del Hevsel" de Turquía, que fueron elegidas al Comité del Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en noviembre de 2013 con 121 votos, recibiendo así el voto más alto en la historia de las elecciones de la UNESCO, se han adoptado por unanimidad en la 39ª reunión del Comité del Patrimonio Mundial, que todavía se siguen en Bonn y estos dos nuevos sitios se han inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Como resultado, con la adición de Éfeso y Diyarbakır, el número de sitios de Turquía inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO ha aumentado de trece a quince en 2015, que se conmemora el trigésimo aniversario de la inscripción de la península histórica de Estambul, el primer sitio de Turquía inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial.

Éfeso, la sede del Templo de Artemisa, que es una de las Siete Maravillas del Mundo, y de la Casa de la Virgen María en Selcuk, que ha sido un centro religioso durante siglos, es un patrimonio cultural único que muestra la diversidad de civilizaciones de Anatolia, así como un lugar importante de peregrinación encarnando vívidamente el diálogo intercultural a través de cientos miles de visitantes cada año.

Por otra parte, la Fortaleza de Diyarbakır es un bien cultural de valor universal excepcional que registra las civilizaciones entrelazadas en Anatolia en sus inscripciones escritas en las idiomas helénica, latín, siríaco, armenio y árabe, además de ser una estructura de defensa importante, que se remonta a 3000 AC. En cuanto a los Jardines del Hevsel, que se ha asociado con la Fortaleza durante miles de años, es un sitio natural importante que ha cumplido con la necesidad de alimentos de la ciudad desde los tiempos de los asirios hasta hoy.

Turquía considera su pertenencia al Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO como una ganancia importante en el camino para reforzar la conciencia para la protección de su patrimonio cultural, para entrenar a los nuevos especialistas y para divulgar el conocimiento en este campo. Turquía continuará utilizando el poder blando eficazmente en el ámbito cultural en la UNESCO con un esfuerzo para reunir el mundo de hoy dentro de los valores comunes de la humanidad.