Embajada de la República de Turquía en Ciudad De Mexico

Comunicados del Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía

Comunicado De Prensa Sobre La Sentencia De La Gran Sala Del Tribunal Europeo De Derechos Humanos Sobre El Caso De Perinçek V. Suiza , 15.10.2015

Nº 275, 15 de octubre de 2015

En su sentencia publicada hoy sobre el caso de Doğu Perinçek v. Suiza, la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) dictaminó que la libertad de expresión de Doğu Perinçek que fue condenado por Suiza debido a sus declaraciones en cuanto a la acontecimientos de 1915, por motivos de «negación del genocidio», fue violada.

Esta sentencia que condena a Suiza y que afirma la aprobación de la sentencia dictada por la Sala Segunda del Tribunal Europeo de Derechos Humanos el 17 de diciembre de 2013, es definitiva.

Turquía, habiendo intervenido como tercero desde el principio del caso, acoge con beneplácito su conclusión en línea con sus puntos de vista.

Sobre la base de los principios de democracia y ley, consideramos la sentencia como una señal muy fuerte en contra de todos los esfuerzos que imponen la acusación de «genocidio» como la única y absoluta verdad, junto con intentos y prácticas que incluso prohíben cuestionarlo.

La sentencia constituye una ganancia legal significativa desde el punto de la democracia, la libertad de expresión y los derechos humanos y la política de Turquía perseguida en los últimos años con la paciencia y la moderación sobre los acontecimientos de 1915.

Según la sentencia, los acontecimientos de 1915 son un tema de debate legítimo y de diferentes opiniones en relación a lo que ocurrió durante ese período se encuentran bajo la protección de la libertad de expresión. Del mismo modo, no es de ninguna manera posible de comparar lo que pasó en 1915 con el Holocausto.

La sentencia ha registrado el hecho de que los parlamentos y los líderes no son competentes para reescribir la historia por ir más allá de sus poderes, también reconoce que los tribunales no podrían juzgar sobre historia al hacer caso omiso de las normas jurídicas pertinentes.

La sentencia establecerá un precedente para casos similares como una fuente importante de la jurisprudencia europea de derechos humanos.

La sentencia también establece un importante punto de inflexión, ya que proporciona una respuesta a la explotación de la historia y la ley por motivos políticos.