Embajada de la República de Turquía en Ciudad De Mexico

Comunicados del Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía

Declaración Conjunta Sobre Libia , 19.10.2015

19 de octubre de 2015

Los Ministros de Asuntos Exteriores de Argelia, Francia, Alemania, Italia, Marruecos, Qatar, España, Túnez, Turquía, los Emiratos Árabes Unidos, el Reino Unido y los Estados Unidos, y el Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores instan a todas las partes en la Diálogo Político de Libia a aprobar de inmediato el acuerdo político negociado por el Representante Especial de la ONU León tras las reuniones de las partes en Skhirat y Ginebra.

Las partes en el diálogo se enfrentan a una dura elección. Pueden retrasar la aprobación del texto y sus anexos más allá del 20 de octubre, o intentar realizar nuevas modificaciones, y poner en riesgo la estabilidad del país. Para asegurar el futuro de Libia, instamos a las partes libias a aprobar de inmediato el compromiso político reñido establecido en el acuerdo político, que proporcionará un período de estabilidad en el país hasta que una nueva constitución se pueda acordar. Las nuevas elecciones que se celebren darán a Libia un Parlamento plenamente representativo, incluyente y democrático cuya legitimidad será reconocida en Libia y en el resto del mundo.

El pueblo libio ha dejado claro que quiere poner fin a la inestabilidad en el país, la inestabilidad que ha llevado a la pérdida de vidas, ha permitido el crecimiento del terrorismo, y dañado severamente la economía del país. La comunidad internacional está dispuesta a apoyar al pueblo libio y a los líderes que elijan.

La comunidad internacional espera con interés trabajar con el Gobierno de Acuerdo Nacional, a petición de éstos, en el apoyo a la lucha contra el terrorismo, en particular DEASH y Ansar al-Sharia, y en ayudar a Libia frente a sus muchos desafíos.

Instamos a todos los participantes en el diálogo a aprovechar la oportunidad para poner fin a esta inestabilidad con la aprobación, y la fiel implementación del acuerdo político sin introducir nuevas modificaciones.