Embajada de la República de Turquía en Ciudad De Mexico

Comunicados del Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía

Nº 76, 14 De Marzo De 2017, Comunicado De Prensa Sobre La Declaración Conjunta Emitida Por La Alta Representante De La Ue, Mogherini, Y El Comisario Hahn, Sobre Las Recientes Tensiones Con Algunos Países De La Ue , 14.03.2017

En la declaración conjunta de la Alta Representante de la Unión Europea y Vicepresidenta, Federica Mogherini y del Comisario de Política Europea de Vecindad y Negociaciones de Ampliación de la Unión Europea Johannes Hahn (13 de marzo) sobre las recientes tensiones entre Turquía y algunos Estados miembros de la UE, observamos que hay evaluaciones incorrectas y que se combinan diferentes puntos del orden del día erróneamente para malinterpretar las percepciones.

La UE debe darse cuenta de que la declaración a Turquía sobre el llamamiento a abstenerse de declaraciones excesivas y acciones que corren el riesgo de agravar aún más la situación, alimenta al extremismo, como la xenofobia y los sentimientos antiturcos, en lugar de los países que causaron esta situación violando las convenciones diplomáticas y el derecho internacional.

La UE ha actuado una vez más lejos de ser objetiva y sin evaluar exhaustivamente los acontecimientos, como en las declaraciones emitidas tras el atroz intento de golpe de Estado del 15 de julio y los ataques perpetrados por la PKK que figura en la lista de organizaciones terroristas de la UE.

En vez de dar un fuerte mensaje a los Estados miembros que han violado la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas (1961) y la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares (1963), así como los derechos humanos fundamentales, las obligaciones derivadas del Convención Europea de Derechos Humanos y sus responsabilidades internacionales, la actitud proteccionista de la UE que se esconde detrás de la solidaridad de los Estados miembros y apoya a los Países Bajos, que ha violado claramente los derechos humanos y los valores europeos, es sumamente grave.

Nuestros homólogos de la UE sólo aplican selectivamente los valores democráticos, los derechos y las libertades fundamentales y, al mismo tiempo, recomiendan canales de diálogo para resolver los problemas y prefieren ignorar nuestra política perseguida dentro de los límites de la diplomacia y el derecho.

Por todas estas razones, la declaración de poca visión de futuro de la UE no tiene ningún valor para nosotros.